Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Colombia Páginas Web e Idiomas Skip to Content

La gestión del rendimiento de activos (APM) permite el funcionamiento óptimo de un activo físico para obtener beneficios máximos con costes mínimos. Los objetivos de la APM son

  • Seguimiento continuo (preventivo) del estado de los activos, incorporando criterios de estabilidad y rendimiento.
  • Detección precoz de problemas incipientes.
  • Aplicación proactiva de medidas correctoras en función de su oportunidad temporal, con lo que se reduce el tiempo y los costes de la resolución de problemas.
  • Identificación fiable de problemas de planta persistentes para enfocar las decisiones de inversión de capital/tiempo.

La gestión inteligente del rendimiento de los activos utiliza sistemas y tecnologías avanzados para automatizar y apoyar el proceso de la APM. El Estado, Eficacia y Diagnóstico de Activos (AHEAD) de SGS es una plataforma para una APM inteligente. AHEAD aborda una serie de necesidades del sector a nivel de planta:

  • Mayor complejidad de las operaciones comerciales y de los procesos: se requiere un alto nivel de capacidad para manejar procesos y resolver problemas eficazmente, y el análisis supone un gasto de tiempo.
  • Criterios operativos y de HSE: AHEAD minimiza mantenimientos innecesarios y limita la exposición del personal a entornos peligrosos.
  • Dificultad para encontrar y retener al personal experto, sobre todo en zonas remotas: AHEAD le permite operar con menor nivel de contratación de plantilla.

AHEAD le ofrece un sistema avanzado de seguimiento del estado de los procesos, que analiza y evalúa de forma inteligente el rendimiento de los activos de planta sobre una base continua y preventiva. AHEAD, una herramienta global y eficaz, le ayuda a conseguir y a medir la conformidad con estándares de excelencia operativa, con el fin último de utilizar mejor los activos, optimizar la calidad del producto y reducir costes operativos. AHEAD consigue un rendimiento óptimo de los activos (equipamiento, proceso y controlador) mediante:

  • Seguimiento del estado de los activos de forma continua y uniforme 
  • Detección de problemas existentes o incipientes que puedan afectar al manejo o a la eficacia del equipamiento o los procesos
  • Diagnóstico de la causa última de los problemas detectados
  • Disponibilidad de asesoría oportuna y centrada en los problemas, a través de gráficos e informes resumidos basados en la web
  • Asistencia al personal operativo para minimizar estos efectos y la duración de los problemas identificados
  • Reducción del impacto de la renovación de la plantilla ayudando a retener conocimientos sobre procesos clave

AHEAD automatiza de forma fiable las tareas de seguimiento de los procesos y de resolución de problemas, para detectar de forma constante y rápida desviaciones respecto de los objetivos de rendimiento deseados (indicadores clave de rendimiento o KPI). El sistema diagnostica entonces las causas de dichas desviaciones, y recomienda acciones apropiadas para reconducir rápidamente el proceso a su funcionamiento normal.

Uno de los puntos fuertes únicos de AHEAD es su funcionalidad de Análisis de Causas Últimas (RCA), totalmente automatizada y basada en heurística (modelado del razonamiento de solución de problemas del especialista en procesos o activos). Esta metodología ofrece, para sistemas a gran escala, un marco de gestión de fallos en tiempo real que protege al operador ante la saturación de alarmas y el aumento de su carga de trabajo.

AHEAD proporciona una comunicación concisa y selectiva, de forma coherente y repetible, dentro de una organización de planta. En las plantas en activo donde se ha integrado AHEAD en la cultura operativa de la plantilla, el enfoque de SGS permite una mayor adhesión a la disciplina de trabajo, ayuda a estandarizar la gestión del rendimiento dentro de las actuaciones de la unidad, y en último término reduce o elimina el impacto de pérdidas operativas.

Por otra parte, AHEAD puede desempeñar una función en centros de control combinados, donde los especialistas y operadores gestionan, desde una posición central, varias plantas operativas lejanas en el espacio, y a veces remotas. La recepción de grandes volúmenes de datos e incidentes de varias plantas puede desbordar rápidamente a la plantilla del centro de control; la capacidad de reaccionar ante un problema al que se da prioridad, y de enumerar e identificar rápidamente las causas de cada problema será decisiva para una actuación eficaz en el centro y en cada planta. 

Confíe en que SGS aporte soluciones de calidad y una gestión inteligente de activos para limitar costes, reducir riesgos y aumentar el valor.