Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Colombia Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Las pruebas de radioactividad en alimentos de SGS garantizan que la ingesta de los alimentos y sus ingredientes sea segura y cumplen con los límites internacionales de radionucleidos.

Catástrofes nucleares, como Fukushima en 2011 y Chernóbil en 1986, han aumentado la preocupación de gobiernos, consumidores y de la industria por el riesgo de que alimentos y agua potable se contaminen por la radiación. Nuestros laboratorios de última generación para las pruebas de radionucleidos están acreditados por la ISO 17025 y pueden ayudarle a detectar y medir cualquier tipo de contaminación radiactiva relevante de sus productos.

¿Cómo se introducen los isótopos radiactivos en la cadena alimentaria?

Hay básicamente tres formas en las que puede ocurrir la contaminación de los productos alimenticios:

  • Contaminación de la superficie – las partículas radiactivas se asientan en la superficie de los cultivos que luego serán consumidos por seres humanos o animales
  • Contaminación del suelo - plantas y cultivos pueden metabolizar el suelo y el agua del suelo contaminados
  • Contaminación del agua - marisco y pescado de agua dulce y salada pueden acumular partículas radiactivas procedentes de agua contaminada

Nuestros servicios de pruebas garantizan tanto la seguridad personal como la del producto, y al mismo tiempo minimizan el riesgo de reclamaciones por responsabilidad.

¿Qué elementos radiactivos se pueden medir?

Todos los elementos radiactivos son medibles y podemos medir la radiación liberada con instrumentos tales como un contador Geiger, un espectrómetro de rayos gamma, un contador de centelleo líquido o proporcional.

¿Por qué elegir a SGS?

Puede confiar en nuestra experiencia nacional e internacional en pruebas de seguridad alimentaria para garantizar su conformidad con la normativa sobre radioactividad de los alimentos.

Demuestre su compromiso con la seguridad alimentaria de consumidores, proveedores y partes interesadas con las pruebas de radioactividad de los alimentos de SGS.